Pérgolas de madera

Un elevado porcentaje de las construcciones en madera que se hacen en España son pérgolas. En la siguiente web podemos ver muchas más imágenes de pergolas de madera como las que completan esta entrada. La verdad es que es difícil encontrar una estructura para el jardín que de tanto por tan poco. Una pérgola aporta un espacio extra a la vivienda o al jardín y si nos fijamos en ella, “son 4 palos”..en algunos casos muy robustos. Con esta simplificación a lo que quiero llegar es que una pérgola de madera presenta unas características que la hacen tan increíblemente versátil como son:

  • Un precio relativamente bajo para la utilidad que se consigue con ella
  • Una instalación rapidísima (a veces con una mañana es suficiente)
  • Poco residuo constructivo (Esencialmente serrín)
  • Una impresionante facilidad para modificarlas a futuro complementándolas con otro tipo de instalaciones.

Este último punto, el de la posibilidad de modificar las pérgolas con cierta facilidad tiene que ver con que una pérgola está formada por la estructura básica de practicamente todas las estructuras de madera que podemos encontrar en un jardín, 3 son sus elementos principales, los pilares, las vigas de carga y los travesaños que arriostran la estructura.

Sobre esta estructura básica podemos encontrar diversas soluciones para la cubierta como son toldos, motorizados o sin motorizar, cristal, policarbonato o se puede montar una cubierta permanente que la transforma en un porche protector de todo lo que tengamos bajo el techo. Por supuesto no nos olvidamos de la elegancia de una pérgola que facilita el crecimiento de una parra o erredadera de flores.

Las pérgolas de madera cuentan con una ventaja esencial respecto a las pérgolas fabricadas con otros materiales, y es que podemos cambiarlas de color a placer si nos cansamos del color con el que la pintaron cuando la instalaron por primera vez. Los modernos lasures protectores de madera facilitan esta labor porque se puede pintar sin necesidad de decapar el barniz y conseguir el nuevo color que queremos para nuestra pérgola. ¿Esta primavera, de qué color será la tuya?

Pergolas

Pergola de madera

Pérgolas de madera. Secciones constructivas, tipo de madera

Una pérgola de madera al uso de las que se construyen habitualmente tan solo tiene que soportar su propio peso, el del toldo y en algunos casos una lámina de policarbonato que pesar mucho….no pesa. Sin embargo muy a menudo las secciones estructurales que nos encontramos son muy superiores a las realmente necesarias desde un punto de vista de resistencia estructural, ¿a qué se debe este superdimensionamiento de las pérgolas?.

Más imágenes como estas en la siguiente página especializada en pergolas

Pergolas

Pérgola con toldo

La respuesta es esencialmente estética, una pérgola de grandes secciones, entre 14 y 20 cm, llama más la atención que otras más pequeñas. Pero no solo la estética constituye el único motivo para el uso de estas secciones. Cuanto mayor es la sección de las vigas, mayor es la resistencia estructural, los instaladores de pérgolas saben que su cliente final puede tener en mente la posterior instalación de un toldo o por el contrario a lo mejor pretende realizar un cerramiento completo con una cubierta al estilo de un porche. Es por esta razón, que curándose en salud, se prefiere optar por secciones estructurales grandes, aportan más seguridad para el cliente y además son mucho más versátiles en cuanto a las posibilidades de acabado final para la cubierta.

Ya tenemos una dimensión standard para la sección de vigas y pilares en pérgolas 14cm x 14cm o 16×16, son una buena medida que nos aporta estética y funcionalidad, pero, ¿Cuál es la mejor madera para construir pérgolas?

Desde un punto de vista tecnológico

Para responder a la anterior pregunta es necesario explicar la diferencia que hay entre la madera aserrada y la madera laminada

Madera aserrada: Es la madera con la que se ha construido toda la vida hasta la aparición de la madera laminada. La madera aserrada que se empleaba anteriormente en construcción varía enormemente y normalmente dependía de la abundancia de una determinada especie en la región en la que se construía. Madera de pino, alerce y roble se han empleado en la construcción si bien es la madera de pino en bosques ordenados y con grandes fustes la que mayores garantías ofrecía.

Madera laminada: La tecnología de la madera ha evolucionado muchísimo en los últimos tiempos y ha dado sus frutos en la madera laminada encolada. No es nueva no, pero la gran mayoría de casas antiguas no contaban con este tipo de material.

En la actualidad, al menos en España, solo se utiliza madera laminada encolada para la construcción de grandes estructuras.

La madera laminada presenta dos características esenciales que la hacen merecedora del título de única recomendada para la construcción, y que son:

  1. Los fustes de madera laminada encolada se generan en fábrica en condiciones homogéneas y se obtienen tras la unión de muchas piezas previamente seleccionadas de madera de gran calidad. Esto facilita la normalización y certificación del producto  final.
  2. Al montarse en fábrica y efectuar una selección de tablas, se puede certificar la ausencia de fallos internos estructurales en vigas y pilares y esto permite la realización de cálculos estructurales en proyecto que hasta la aparición de este material eran imposibles o con un alto grado de posibilidad de equivocación.

Ya sabemos la diferencia entre los dos tipos de madera, estéticamente podríamos decir que la aserrada tiene un mayor atractivo ya que no se aprecian nunca las uniones, pero desde un punto de vista de la seguridad estructural la madera laminada es mucho más segura.

Especies de árboles que dan madera para la construcción de pérgolas

Ahora vamos a ver las especies recomendadas, para una pérgola de pequeñas dimensiones que no va a recibir mucha carga, prácticamente cualquier especie de madera es factible, pero si de lo que queremos hablar es de seguridad en una estructura de madera correctamente diseñada y construida nos tenemos que ir a por madera laminada y este mercado está muy polarizado hacia el pino o el abeto, se debe a que estas dos especies correctamente cultivadas en montes ordenados suelen dar fustes rectos y con madera homogénea y además responden muy bien al proceso de encolado.

Si a la anterior circunstancia le añadimos que las coníferas de crecimiento rápido aportan una materia prima relativamente económica, ya tenemos el producto ideal para la construcción de vigas de madera laminada de alta calidad a buen precio.

El jardín de sus sueños, pergolas de madera, cenadores y porches. Una forma diferente de ver la madera

Estructuras de maderaMarco Vitruvio había dicho, en el tratado de arquitectura más antiguo que se conoce, que el constructor debe basarse en tres principios: la belleza, la firmeza y la utilidad. Salvando las distancias en el tiempo, esas premisas siguen más vigentes que nunca y se aplican en la decoración del hogar.

Pérgolas:

Similares a los cenadores, se integran con la vegetación, pues alrededor de sus pilares de madera dura crecen enredaderas. Fueron el fruto de la inspiración de los arquitectos naturalistas del siglo XVIII y XIX. Forman maravillosos corredores en lugares como la Universidad de Gotemburgo. En nuestro hogar, nos pueden proveer un lugar sombreado para que jueguen los niños, o un sitio para reposar después de un día de verano en la piscina.

Más fotos de pérgolas como la del siguiente párrafo en la página http://www.porchesypergolasdemadera.es/pergolas-madera.htm

Pergolas, Foto de Pergola con toldo

Quien quiera embellecer su jardín tendrá en la madera un material noble y moldeable que aporta, además, firmeza. Podrán ser porches de madera, pérgolas, cenadores o una tarima de exterior. El único límite es la imaginación.

Porches de madera:

Comunes en la época neoclásica o en la época colonial, amplían la casa hacia el exterior y son un nexo entre los espacios cerrados y el espacio abierto del jardín. Si nuestra intención es crear un ambiente con la comodidad del hogar pero la frescura y el aroma de la naturaleza, no tenemos más que sacar nuestra casa afuera. Un piso del mismo material que el del interior, rodeado de barandillas que delimitan el espacio y dejan entrar la brisa suave. Para la iluminación, ventanas de cristal en el techo.

Cenadores:

Están compuestos por los pilares, que actúan a modo de soporte para la cubierta y los laterales; por los travesaños, que refuerzan la estructura; la tarima, que es la parte inferior que forma el piso; y las barandillas, que aportan elegancia y, además, son un elemento de seguridad. Su cubierta es impermeable, por lo que ofrecen resguardo de las inclemencias del tiempo y de la luz del sol. Son excelentes lugares para ofrecer almuerzos al aire libre, o incluso para sentarse y observar cómo cae la lluvia, y sentir el aroma a tierra mojada.

Tarimas de exterior:

Por último, una tarima de exterior le puede aportar lujo y diseño a una piscina. Caminar por la madera pulida y zambullirse en el agua. O bien podremos delimitar un espacio con macetas o practicar pequeños orificios en la tarima para que crezcan arbustos y embellezcan nuestro jardín.

Tarima para exterior

Tarima exteriorA la hora de decorar los espacios exteriores de las casas hay muchas alternativas posibles. La tarima de madera es una de las soluciones más interesantes para darle un estilo elegante y diferente a zonas como jardines, porches o terrazas.

La tarima diseñada para el exterior está pensada especialmente para resistir las inclemencias del tiempo. En la madera de determinadas especies se aplica una sustancia especial para que no les afecten los insectos xilófagos, hay otras maderas, como las tropicales, que no necesitan ningún tipo de tratamiento frente a xilófagos. En el mercado se puede encontrar una gran cantidad de tarimas con una amplia gama de precios y que, en muchas ocasiones, se pueden instalar sin grandes dificultades.

La tarima de pino es una de las más utilizadas para recubrir exteriores. Al estar tratada, ofrece una gran resistencia y una durabilidad excelentes. Al ser una madera de un tono claro, se puede pintar sin problemas y tiene un precio bastante más asequible que las maderas tropicales. Este tipo de tarimas suelen necesitar un tratamiento un par de veces al año, pero al tener un buen nivel de penetración y retener muy bien los aceites y resinas, todos los tratamientos que se le realizan dan un resultado óptimo.

Las tarimas tropicales también están muy demandadas, aunque su precio es bastante superior al de la madera de pino. Este tipo de maderas destaca por su resistencia ante las inclemencias meteorológicas. Son maderas muy fuertes y aguantan muy bien la humedad. Otra de las ventajas de estas maderas es que existe una amplísima gama de colores para elegir, ya que la cantidad de maderas tropicales es enorme: sapelli, iroko, obeche, bolondo, palisandro…

Sin embargo, la más conocida y utilizada es la madera de ipé. Su dureza y densidad la hacen muy fuerte, por lo que es adecuada para uso tanto personal como comercial. Resiste perfectamente a la pudrición y no sufre ante las plagas de hongos o termitas, que son las que más pueden perjudicar este tipo de materiales. Además, tiene una gran resistencia al fuego, lo que le ha valido su clasificación como una madera de categoría superior.

Además, existe otra alternativa. También es posible encontrar tarimas sintéticas, que ofrecen todas las ventajas de una tarima para el exterior y, además, no necesitan tantos cuidados como las de madera. Este tipo de tarima aguanta perfectamente el sol y la lluvia. No es necesario recurrir a pinturas ni tintes y tampoco requieren un mantenimiento tan estricto como las anteriores. Las tarimas sintéticas no se astillan ni se agrietan y mantienen el color mucho mejor que las de madera.

Casetas de madera.

caseta de maderaSiempre se ha pensado en las casetas de exterior como espacios para guardar las herramientas del jardín, hoy en día, y dado lo costosas que son en ocasiones las reformas en el interior de la vivienda hay mucha gente que ha optado por hacerse una minicasa en el jardín donde montar su despacho, aislarse del ruido o instalar un spa, entre otros ejemplos de variedad de usos. Si queremos que este espacio disponga de todas las comodidades es necesario planificar un poco determinados aspectos como son la electricidad, las conexiones a internet, conexión y aislamiento y dejaremos a un lado otros aspectos como son el abastecimiento y el saneamiento. Logicamente, lo más sensato es ponerse en manos de los mejores profesionales a la hora de planificar la “minicasa del jardín” sobre todo en el momento en que la queremos dotar de las mencionadas instalaciones.

La estructura principal no es muy diferente a la de los porches y pérgolas, lo que varía fundamentalmente son los revestimientos y acabados interiores.

Aspectos constructivos a tener en cuenta:

1. Al igual que en los porches, debemos contar con madera laminada tratada para exerior o en su defecto tratarla con un lasur o barniz de poro abierto.

2. Es fundamental el aislamiento de la caseta, podemos disponer paneles de friso para los interiores con aislamiento interno y cara externa en con panel de osb. Facilitan el levantamiento de la caseta de madera, no es excesivamente caro, y aseguramos un correcto aislamiento de paredes y de cubierta. Si disponemos de suficiente altura, es recomendable techar la cubierta para hacer camara de aire.

3. Perfecto asentamiento: Debemos instalar una solera corrida de hormigón, o en su defecto zapatas de hormigón en los apoyos de los pilares de la caseta. Una lámina de tela asfáltica o revestimiento similar entre los cimientos exteriores y el suelo del interior de la caseta ayudará a que no tengamos humedades. Las protecciones con aislamiento y correctas terminaciones son muy importantes para asegurar la durabilidad de la caseta.

Esperamos que estos consejos os sirvan para disfrutar de vuestra futura caseta en el jardín.

Porches. Qué debemos tener en cuenta para elegir correctamente

Porche de maderaEn este artículo vamos a tratar los aspectos más importantes a la hora de diseñar y posteriormente construir un porche. (*Tenéis muchas imágenes de porches de madera en la página del siguiente enlace http://www.porchesypergolasdemadera.es/porches-de-madera.htm

Nuestra recomendación es optar por el aluminio o la madera para la construcción de nuestro porche.

El uso de estos dos materiales está totalmente generalizado para la construcción de este tipo de estructuras debido a las fantásticas  características que describimos a continuación.

Características del aluminio y madera para porches y pérgolas:

  • Las tareas de mantenimiento se reducen al mínimo empleando cualquiera de los dos materiales.
  • Tanto madera como aluminio han demostrado ser materiales de elevada durabilidad.
  • Fácil y rápida instalación. En cuestión de pocos días o incluso horas, dispondremos de un porche perfectamente instalado en nuestra fachada La madera y el aluminio son materiales ampliamente utilizados, de ahí que se pueda contar con buenos profesionales para su instalación.
  • Son materiales de mucha fiabilidad con variedad en gama de colores y tipologías.

En los porches de madera nos podemos fijar en los siguientes aspectos a la hora de decidirnos por uno u otro tipo:

  • Cubierta: De forma general, dos son las opciones en cuanto a teja de terminación para la cubierta, la tégola canadiense (teja asfáltica) y la teja tradicional. En los últimos tiempos se ha generalizado la cubierta de teja canadiense o tégola, considero que la razón es que tiene muy buenas propiedades para la impermeabilización y no requiere grandes conocimientos para su instalación. Pero no nos vamos a engañar, estéticamente no es tan atractiva como la teja tradicional. Independientemente de la estética, la teja canadiense tiene fantásticas propiedades para la impermeabilización de la cubierta. Además es especialmente ligera y por tanto muy útil cuando el peso es uno de los condicionantes en la cubierta del porche. Otra de las grandes ventajas de la tégola canadiense es la pequeña pendiente necesaria para que sea capaz de evacuar el agua, entorno a un 12% de mínimo frente a un 25% en el caso de las tejas tradicionales. Otras cubiertas muy útiles son las de cristal, metacrilato y policarbonato. Al ser translúcidas o transparentes, permiten cubrir la estructura sin que se produzca una merma en la luz que llega hasta la vivienda.
  • Tipo de madera: La madera siempre debe llevar algún tipo de tratamiento para exterior, ya sea mediante lasur o con un tratamiento en autoclave. En cuanto a la tipología de la madera, se recomienda la utilización de madera normalizada para la construcción, condición que solo cumple la madera laminada encolada.
  • Previsión: Cuando vamos a instalar un porche debemos anticiparnos al futuro para facilitar posibles ampliaciones posteriores. Podemos tener una previsión para realizar un cerramiento en el futuro o la posibilidad de abrir la cubierta con un ventanal. Si no tenemos en cuenta estos aspectos antes de comenzar con la construcción del porche, nos podemos encontrar con que a posteriori tiene dificil solución por no decir imposible.
  • Aislamiento: Es muy recomendable aislar e impermeabilizar correctamente la cubierta, supone un coste añadido, pero lo agradeceremos en un futuro tanto en invierno como en verano. En el mercado hay infinidad de paneles sandwich con aislamientos y acabados para todas las circunstancias.

Esperamos que todos estos consejos os sean de gran utilidad, os permitirán anticiparos para no tener problemas futuros y disponer de un porche para el pleno disfrute.

Porches y pérgolas. ¿Cuál es la mejor opción?

PérgolsEste artículo está dedicado a los que dudan a la hora de elegir un porche o una pérgola como elemento para el jardín.

Espero que este breve resumen os ayude a decidir:

Porches: Los porches se diferencian fundamentalmente de las pérgolas en que están techados. Si estáis interesados en la construcción de un porche os animo a visitar la web que indicamos en el enlace siguiente, porches de madera, disponen de un catálogo de estructuras de madera que facilita el diseño de vuestro futuro porche.

Al disponer de una cubierta permanente podemos poner mobiliario a cubierto de las inclemencias del tiempo, no tendremos que estar pendiente de si llega lluvia o viento, estamos protegidos. Además, si queremos efectuar un cerramiento para ganar espacio a la vivienda ya contamos con toda la estructura y la cubierta y tan solo tendremos que preocuparnos por las “paredes” del cerramiento. En combinación con ventanas del estilo de las de la marca Velux, se puede conseguir más luz en el interior del porche.

Pérgolas: Son mucho más económicas y fáciles de instalar. En combinación con un toldo podemos generar la sombra oportuna o descubrir completamente la pérgola para que vuelva a entrar la luz al interior de nuestra vivienda.

Mucha gente se decide por una u otra opción dependiendo de la luz que entre en su vivienda. Si la casa carece de suficiente luz exterior, un porche con cubierta clásica no es la mejor opción. Existen soluciones mixtas con cubiertas de cristal o policarbonato que dejan pasar la luz. Como complemento podemos disponer un toldo bajo la cubierta para evitar el excesivo efecto invernadero que se suele producir en verano.

En cuanto a la estructura, siempre es mejor la madera laminada que la aserrada, tanto para porches como para pérgolas. El uso de madera laminada en porches será una garantía de futuro, es madera seleccionada y normalizada con criterios técnicos para la construcción.