¿Qué techo le pongo a mi pérgola?

Ya hemos comentado en otros artículos la gran variedad de acabados que se pueden conseguir con la instalación de una pérgola, tanto en colores con la aplicación final del color deseado mediante el lasur (barniz para exteriores), como en terminaciones de travesaños y vigas con las que se consiguen aspectos de pérgola moderna o pérgola clásica; pero de lo que hasta ahora no hemos hablado es de las diferentes cubiertas que se pueden poner sobre una pérgola. Vamos a enumerar a continuación algunas de las posibilidades que tenemos para “techar” una pérgola:

Pérgola con toldo:

pergolas-002[1]

Es lo más habitual que podemos encontrar y tiene mucha lógica. Una pérgola se suele terminar con un toldo por la posibilidad que nos ofrece de retirarlo o extenderlo a placer dependiendo de si buscamos más o menos luz.

Los toldos pueden a su vez estar o no motorizados y no debemos dejar de lado la posibilidad de instalar cortinas laterales en la pérgola con el mismo material que el toldo de la cubierta.

Cubierta para transformación de una pérgola en un porche:

 Una pérgola presenta la misma estructura que un porche, vigas, traviesas y pilares o pies derechos son exactamente iguales.

La única diferencia constructiva  estriba en que una pérgola se construye con vigas y traviesas dispuestas horizontalmente y en los porches se le da cierta inclinación a la cubierta para evacuar el agua. Por tanto, si queremos convertir una pérgola en un porche, debemos incorporar una serie de cuñas en los travesaños superiores que implementen la pendiente para la cubierta.

Los tipos de cubiertas que podemos conseguir una vez transformada la pérgola en porche son variadas, desde el uso de policarbonato o un cristal especialmente preparado para cubiertas, hasta un techo motorizado o una cubierta con teja clásica.

Pérgola con hiedra o parra:

Las especies de plantas que podemos escoger para cubrir nuestra pérgola son muy variadas, pero las más habituales son la hiedra, una parra de uvas u ornamental o la glicinia. Salvo la hiedra, el resto de plantas son de hoja caduca y/o dan un fruto, es un aspecto importante a tener en cuenta porque tanto las uvas como  las hojas pueden convertirse en un problema en Otoño cuando la planta se deshace de ellas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s